DOS MINAS, DOS REALIDADES, UNA GRAN AMENAZA

Carlos Zorrilla
4 min readFeb 4, 2024

Las imágenes lo dicen todo, para los que quieran ver. La imagen inferior es de la mina Radomiro Tomic, una de las minas de cobre de Codelco en el desierto de Atacama, el desierto más árido del planeta. Atacama es donde Codelco tiene la mayoría de sus minas. Llueve, en promedio, 1 milímetro al año, y hay años que no llueve ni eso. La topografía es relativamente plana, no hay comunidades agrícolas porque no nay mucha agua. Y al agua que hay la utilizan las empresas mineras. La minería sin agua no va. Imposible. Por eso es que varias empresas mineras que operan en Atacama tienen que bombear el agua del mar pacífico a alturas de entre 3.000 y 4.000 metros sobre el nivel del mar. Y solo después de remover la sal del agua del mar. Armar una planta desalinizadora es muy costoso, crea contaminación, consume mucha electricidad, y afecta a la vida acuática. Donde sí hay agua superficial o freática cerca de las minas, hay conflictos con las comunidades por el acceso y/o contaminación. Por eso no es de extrañarse que Codelco y otras empresas transnacionales buscan sitios para extraer cobre y no tener que lidiar con la escasez de agua, o altos salarios que los chilenos demandan, o regulaciones ambientales que “estorban” sus operaciones… y más que todo donde las instituciones que protegen los derechos de las comunidades, los derechos humanos y los de la Naturaleza son flojas, y sus funcionaros baratos de cooptar. En fin, países como el Ecuador…… Para los que no conocen Intag, la imagen superior es de la zona mineralizada del proyecto Llurimagua. Bosques primarios nublados, 43 fuentes de agua prístinas, hogar de, hasta la fecha 81 especies en peligro de extinción, y de dos ranas no vista en ningún otro lado del planeta. La topografía, como pueden ver, es extremadamente accidentada, lo que hace la minería muy cara además de muy peligrosa, ya que hay que remover miles de millones de suelo y subsuelo para aplanar el sitio para construir las piscinas de relaves, los tajos y un sinnúmero más de infraestructura que le acompaña la minería a gran escala (los tajos solo forman una pequeña parte territorio ocupado por una operación a gran escala)….. En vez de llover 1 milímetro por año, en la zona minera de Intag llueve entre 3000 y 5000 milímetro/año. La alta pluviosidad hace mucho más peligroso las operaciones mineras, y más costosas. Las piscinas de relaves son más propensas a colapsar, los derrumbes ponen en peligro la vida de los trabajadores, y contribuyen a agravar la contaminación del agua. En años de El Niño bravos, los peligros aumentarán dramáticamente.

Lo que si tiene en común las dos áreas mineras son que el yacimiento de cobre contiene altos contenidos de arsénico. Codelco tiene tremendo problema con sus yacimientos y el arsénico. Se les hace difícil vender sus concentrados de cobre en el ext4erior, por ejemplo. Nadie quiere procesar concentrados de cobre con contenidos de arsénico con más del 0,5% arsénico por la gravísima contaminación que produce. ¡¡Ni los chinos!! La otra similitud es que el contenido de cobre de los dos yacimientos tiene 0.5% cobre. Es decir, de cada 1000 kilos de subsuelo mineralizado, solo saldrá 5 kilos de cobre…. El resto, es decir, 995 kilogramos será desechos. Y esto no incluye la sobrecarga, que es el material que se encuentra entre el bosque y donde se encuentra el yacimiento económicamente rentable explotar. La sobrecarga contiene otras sustancias tóxicas aparte del arsénico — en el caso de Intag, los yacimientos también contienen plomo, cadmio, y cromo. elementos sumamente tóxicos…. y, por fin, otra similitud es que los yacimientos tanto en el desierto de Atacama como el de Intag, son de un tipo que se le conoce como pórfido Eso indica que el cobre y demás metales contienen compuestos de azufre. Por ejemplo, la pirita, un compuesto de azufre y hierro (también se le conoce como yacimiento sulfuroso) El azufre acidifica el agua, como consecuencia de un fenómeno conocido como Drenaje Ácido de Minas. Es un proceso químico que ocurre cuando el material sulfuroso entra en contacto con el aire y agua. Y puede demorar miles de años hasta que la naturaleza lo neutralice. Mientras tanto, el agua ácida extrae los metales pesados y los introduce al ambiente, pero primero aniquila toda la vida acuática por la alta acidez. En sitios super lluviosos, como Intag, será una pesadilla inimaginable e imposible de controlar.

Lo que quisiera decir con todo esto es que, dada las condiciones antes mencionadas, y otras que no las incluí para no alargarme más de lo necesario, es que si se permite la gran minería en INTAG será uno de los peores desastres ambientales provocados por la minería de todo el mundo: provocado sí por la minería, pero sostenido por, la codicia de un manojo de funcionarios corruptos, y la horrenda miopía de algunos inteñas e inteños que solo son capaces de velar por su bienestar personal de aquí a dos o tres años, y no les importa lo más mínimo el bienestar de toda la zona, de sus propias comunidades, y familias- y peor de las futuras generaciones.

Intag lleva 3 décadas luchando contra la minería. La última década hemos luchado contra la gigante del cobre, CODELCO, la cual solo pudo entrar al bosque de Intag violentamente con la ayuda de 400 policías. Y la resistencia continua.

--

--

Carlos Zorrilla

Full time Intag resident/environmental activist,, farmer, photographer, writer