Carlos Zorrilla
4 min readMar 29, 2022

--

Activistas latinoamericanos hablan, denuncian industria minera en el Vaticano (Traducido del inglés)

Por Inés San Martín

29 de marzo de 2022

Jefe de la Oficina de Roma

Un hombre yanomami aparece en una foto de 2019 de pie cerca de una mina de oro ilegal en tierras indígenas en el corazón de la selva amazónica de Brasil. (Crédito: Bruno Kelly/Reuters vía CNS).

ROMA — Comunidades latinoamericanas “martirizadas” por la minería llegaron a Roma para exponer su situación y discutir sobre el cuidado del medio ambiente en el Vaticano.

“Todos los caminos llevan a Roma”, dijo el padre Juan Carlos Osorio Arenas de Colombia. “Roma es un lugar fundamental en esta caravana por la ecología integral, ya que aquí están todas las organizaciones de la Iglesia Católica, así como los contactos que tiene la iglesia, que pueden ayudar con su influencia política a combatir esta nueva amenaza para millones de latinoamericanos que sufren el embate de la megaminería multinacional”.

Dijo que espera que el Vaticano los ayude a hacerse eco de los llantos y sufrimientos de tantos latinoamericanos que “están sufriendo las consecuencias de la megaminería extractivista de las multinacionales”.

El grupo de latinoamericanos también se reunirá con obispos y políticos en Italia, Alemania, Bélgica, Austria y España.

El lunes, el grupo realizó una serie de reuniones en el Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral.

“Somos miles, que estamos en resistencia organizada, exigiendo justicia, exigiendo que cesen las imposiciones colonialistas, exigiendo que se respete nuestro derecho a decidir ya vivir en paz”, dice el comunicado que anuncia el viaje del 20 de marzo al 6 de abril. “Exigimos que cese la violencia y que paguen los responsables del dolor, la devastación y la muerte que causan estos delitos socioambientales”.

El grupo también visitó la Comisión para América Latina, con la esperanza de que, al escuchar “testimonios de primera mano” del impacto que tienen las megamineras en pequeñas comunidades de todo el continente, el Vaticano se movería a “presionar a las organizaciones internacionales para que ellos también escuchan la voz profética de América Latina”.

Constanza Carvajal, de la región amazónica colombiana de Putumayo, donde los pozos de petróleo coexisten con los campos de coca, lucha contra una enorme mina de cobre nueva y expresa su decepción con el gobierno por otorgar licencias ambientales para 19,000 pozos de fracking en la región del Magdalena Medio.

“Se ha derramado mucha sangre, los activistas han tenido que huir del país por su defensa de la tierra en la región”, dijo. “El territorio ha sido devastado por la explotación petrolera durante más de 100 años. No contentos con eso, ahora exprimirán cada gota de sangre de la tierra”.

“El gobierno no escuchó a los movimientos y organizaciones ambientalistas y aprobó esta licencia que fracturará la tierra”, dijo Carvajal a Crux . “Vinimos a ver si el Vaticano, como poder político, puede hacerse eco de nuestra voz para intervenir con el gobierno colombiano”.

La actual invasión rusa de Ucrania, argumenta el grupo, más allá de ser “devastadora” para Ucrania, plantea otro desafío para América Latina, uno que se suma a la “depredación histórica”. La imposibilidad de acceso a las materias primas de Ucrania y Rusia corre el riesgo de desencadenar una “cacería” de los abundantes recursos naturales de América Latina.

“[El presidente brasileño, Jair] Bolsonaro ya afirmó que ‘la guerra es una oportunidad’ para la minería, e incluso a nivel legislativo está trabajando para la explotación de los territorios indígenas”, advirtió el obispo brasileño Vicente de Paula Ferreira, auxiliar de Belo Horizonte. , y miembro de la Comisión de Ecología de los Obispos de Brasil.

“Hay que decir que esto es un peligro, la premisa para una nueva devastación. No queremos prohibir la minería siempre y en todos los casos, pero este es un modelo que enriquece a un puñado de personas, pero ciertamente no a las comunidades locales”.

El padre Dario Bossi, provincial de los combonianos en Brasil y miembro de la red Iglesias y Minería que organizó la visita a Roma, también expresó su preocupación por la caza de recursos naturales en América Latina.

“Los que vivimos aquí nos damos cuenta de cuán cierta es la afirmación que habla de una ‘maldición de los recursos’, situación que se vive en el continente desde hace 500 años: una economía basada en el extractivismo, en un modelo colonial y neocolonial, donde el capital del norte global se utiliza para saquear la riqueza del sur global”, dijo.

El grupo también quiere expresar su solidaridad con las víctimas de la guerra en Ucrania y otros conflictos, haciéndose eco de la afirmación del Papa Francisco de que el mundo es actualmente testigo de una tercera guerra mundial que se está librando poco a poco.

“La caravana trae la voz de la guerra declarada contra la Amazonía, contra los pueblos originarios e indígenas, contra los pequeños agricultores”, dijo Bossi. “Estamos trayendo el mensaje de la ecología integral, y también traemos el clamor de los pobres de la tierra. Queremos conmemorar a las víctimas de los ataques al medio ambiente, sensibilizar a las instituciones, a la iglesia y a la sociedad civil, para llevar propuestas de conversión ecológica y transición energética”.

Según Carvaja, la Iglesia Católica todavía ejerce un gran poder en sus relaciones con los líderes políticos de América Latina, y viendo que hasta ahora han sido ignorados por los funcionarios gubernamentales, esperan que después de haber llamado a las puertas del Vaticano, el Vaticano ahora toque las puertas de los políticos.

“Esperamos apertura por parte del Vaticano, que escuche no sólo con el oído, sino que su corazón esté atento a la voz de un pueblo que sufre y viene en procesión a Roma desde diferentes territorios de América Latina, “ ella dijo.

Traducción del original en inglés: https://cruxnow.com/church-in-the-americas/2022/03/latin-american-activists-speak-denounce-mining-industry-at-vatican

Sigue a Inés San Martín en Twitter: @inesanma

--

--

Carlos Zorrilla

Full time Intag resident/environmental activist,, farmer, photographer, writer